682 152 559 (Llamadas y whatsapp) info@alcesuelo.com

“Estuve varios meses con trastorno de ansiedad”, señala este jerezano que ya ha interpuesto denuncia para intentar eliminarla y sustituirla por el Euribor, que ahora está en mínimos históricos.

Más de un millón de familias españolas cuentan con esta cláusula en sus préstamos hipotecarios, que encarece sobremanera las cuotas que abonan.

 

Cuatro letras le quitan el sueño a Antonio Carlos: IRPH. Estas siglas significan Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios y trae de cabeza a un millón de hipotecados en toda España. El término no es tan conocido como otros —véase cláusula suelo o preferentes—, pero su incidencia es significativa. A este jerezano, que firmó en 2007 su hipoteca a 40 años, le supone pagar más de doble de lo que abonaría si la cuota se rigiera por el Euribor, el índice de referencia de casi el 90% de los hipotecados del país.

Antonio Carlos paga ahora unos 560 euros de hipoteca, casi 300 euros más que si no tuviera el IRPH. Este índice, que establecen las propias entidades financieras, se revisa cada seis meses, por lo que en alguna ocasión ha llegado a abonar más de 800 euros. “Estuve varios meses con trastorno de ansiedad, me levantaba por las noches porque no podía dormir”, cuenta este jerezano, que se dio cuenta de que algo pasaba con su hipoteca cuando en una charla con amigos vio que la suya era la más cuantiosa con diferencia. De hecho, su préstamo hipotecario es de 150.000 euros y su vivienda está tasada en apenas 70.000, por lo que pagará más de la mitad en intereses.

Desde entonces lucha por eliminar esa cláusula. Pero no será fácil. La lucha se antoja larga. Ya interpuso una denuncia y está a la espera de acudir a la vista previa al juicio. “Los cinco primeros años sólo pagué intereses”, cuenta Antonio Carlos, que asegura que firmó en su día “por incultura financiera”. “La agente inmobiliaria nos lo propuso y no contrasté con otras entidades, ha sido una mezcla de desconocimiento y mala suerte”, señala. Tiene su hipoteca con una financiera, UCI, que en su día no le avisó de las consecuencias que podría sufrir al regirse por este índice en lugar de por el Euribor, que ahora mismo está en mínimo históricos. “Era como si escuchara hablar serbobosnio”, dice entre risas, pero matiza: “Cuando estás en paro y tu vida gira en torno a pagar tanto por el piso, no te hace tanta”. Lleva cuatro años en paro. Su pareja trabaja en una tienda de ropa. Pagan con mucha dificultad una hipoteca que se les antoja eterna. “Tener el IRPH es un agravio comparativo tan infame…”, se queja Antonio Carlos.

Esta cláusula se viene aplicando desde 2007 aproximadamente, eso sí, como hasta unos años después no se empezó a diferenciar del Euribor y afecta a menos personas, no es tan conocido. La idea de que al banco se va a firmar y lo que está ante notario no se puede cambiar es errónea. Que haya un notario no quiere decir que no pueda ser abusivo, ya que los hipotecados con IRPH suelen aludir a la falta de transparencia, de información y a la posibilidad de ser modificada los propios bancos como las principales bazas a las que agarrarse para pedir su eliminación.

Los afectados con este índice, calculan diversas plataformas, pagan en torno a 15.000 euros de más, por los 4.000 euros que abonan los que tienen cláusula suelo. “Todo esto pasa por un cambio de legislación”, señala Antonio Carlos, que asegura que los abogados ven factible que los afectados de IRPH  denuncien y les sustituyan el índice por el Euribor. “En 2075 me compraré un yate cuando cobre lo que he pagado de más con carácter retroactivo”, bromea el jerezano, que confía en llegar hasta el final y ganar la batalla a Goliat.

 

Fuente:www.lavozdelsur.es