682 152 559 (Llamadas y whatsapp) info@alcesuelo.com

Más estable, menos volátil y, por tanto, más seguro que el euríbor. Así es como las entidades financieras convencían a sus clientes a la hora de contratar una hipoteca referenciada al IRPH. Una elección que, en apariencia, parecía resultar la más beneficiosa para el cliente pero que, a la larga, se ha traducido en un mayor desembolso económico. De hecho, elegir el IRPH en lugar del euríbor ha costado a los hipotecados entre 18.000 y 21.000 euros, una cifra nada despreciable para el bolsillo de cualquier familia media.

Para que nos hagamos una idea, según los cálculos de expertos, para una hipoteca media de 180.000 euros a devolver en 20 años, contratada hace justo 10 años y referenciada a IRPH de entidades + 0,25%, una familia habría pagado en estos 10 años 21.265,56 euros de más que si hubiera optado por el euríbor +0,25%. Y es que, aunque ambos indicadores se movían paralelamente hasta 2012 —el IRPH siempre por encima del euríbor—, lo cierto es que, a partir de aquel año, el euríbor empezó a caer con fuerza hasta situarse en los mínimos actuales, mientras que el IRPH frenó en seco su caída, perjudicando a miles de hipotecados. «Si el euríbor no hubiera caído tanto, el cliente no se habría dado cuenta de este abuso por parte de los bancos».

Se esima que este perjuicio se sitúa en torno a los 20.000 euros. Para llegar a esta cifra, se han calculado las amortizaciones de deuda desde 2006 hasta la actualidad y se ha elegido, para ambos indicadores, un diferencial del 0,25%. «Es un ejemplo con un diferencial típico. La banca suele añadir diferenciales entre el 0,25 y el 0,5, rara vez se conceden hipotecas solo a IRPH»  «Y se ha elegido para la simulación un diferencial también del 0,25 para el euríbor, porque en los casos en que los jueces están condenando a la banca por haber comercializado el IRPH, utilizan el diferencial para calcular el perjuicio económico causado al cliente», aclara este experto.

Fuente: FuturFinances.

 

Entre un millón y medio millón de afectados

En España, algo más del 90% de las hipotecas utilizan como referencia el euríbor. Sin embargo, hace un par de años, se calculaba que en España había aproximadamente un millón de hipotecas referenciadas al IRPH. Una cifra que, tras la desaparición en octubre de 2013 de los índices hipotecarios IRPH Cajas, IRPH Bancos y Ceca —aún sigue vigente el IRPH de entidades financieras—, podría haberse reducido hasta el medio millón.

«El número de hipotecas afectadas se sitúa en torno al 20% del conjunto de hipotecas comercializadas en los últimos 15 años, lo que supone más de 1.200.000 hipotecas, lo que para la banca habría supuesto unos ingresos extraordinarios frente a las indexadas con euríbor de casi 22.000 millones de euros», Los afectados están pagando unos 175 euros al mes de más por tener como referencia el IRPH. O lo que es lo mismo, 2.100 euros de más al año.

«Estamos hablando de muchísimo dinero, por lo que no es de extrañar que muchos afectados estén acudiendo a los tribunales. Una vez más, ha habido falta de transparencia por parte de las entidades financieras a la hora de vender un producto financiero»  «Al cliente no se le puso sobre la mesa ningún gráfico con un escenario desfavorable si contrataba el IRPH en lugar del euríbor. Solamente le explicaban que era mucho más estable que este, pero no que era más caro. Un cliente bien informado, nunca lo hubiera elegido».

«Muchos hipotecados no descubrieron que tenían IRPH hasta que empezaron a ver cómo a todo el mundo a su alrededor le bajaba la cuota de su hipoteca menos a ellos. Muchos pensaban que tenían contratado un euríbor más un diferencial, mientras que otros pensaban que lo que tenían era una cláusula suelo»

Y es que la balanza en los tribunales, tanto a favor como en contra de los afectados, está ahora mismo bastante equilibrada. En septiembre de 2013, por primera vez un juez reconocía que el IRPH de las hipotecas era una cláusula abusiva. “Establecer el IRPH como índice en sustitución del euríbor resulta más perjudicial para el prestatario, lo que da lugar a declarar dicho índice como abusivo”. Así lo recogía la sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Collado Villalba (Madrid) que suspendía la ejecución hipotecaria de una vivienda por impago de una hipoteca “a la vista de las numerosas cláusulas abusivas” existentes en el contrato hipotecario.

Dos años más tarde, en abril de 2015, el Juzgado Mercantil Número 7 de Barcelona declaraba nulo el índice IRPH Cajas de Ahorro que tenía un cliente en su hipoteca y condenaba al BBVA a anular dicho índice y devolver 6.659 euros a un cliente “en concepto de intereses y no amortización”.

 

 

Ahora, las sentencias no siempre dan la razón a los afectados. «Hasta hace un año, los tribunales de lo mercantil, donde se dirimían estas cuestiones, nos daban casi siempre la razón. En abril de 2015, sin embargo, un cambio legislativo derivó estas demandas a los juzgados de primera instancia, donde está siendo mucho más complicado ganar a la banca, posiblemente por el menor conocimiento y menor formación económica y financiera que los jueces de lo mercantil», lamenta Patricia Suárez, quien también acusa a la banca de haber manipulado el índice.

«El IRPH se movía en paralelo al euríbor. Por encima, pero de manera paralela. Sin embargo, cuando el euríbor empezó a caer con fuerza, el IRPH se quedó plano. La banca lo manipuló para que no se moviera. De hecho, el propio Banco de España llegó a reconocer que era un indicador manipulable. De no haber estado manipulado, debería haber caído con la misma intensidad».